Estación de Penitencia

Esta tiene una muy peculiar forma de llevarse a cabo. En la Madrugada del Viernes Santo, puntualmente a las 00:00 horas se abrirán las puertas de la Ermita de Santa Ana y Nuestro Padre Jesús Nazareno  para que comiencen a salir largas filas nazarenos de ruán negro con cinturón ancho de esparto. Estos preceden el paso del Nazareno (cuya dorada canastilla fuera labrada por D. Eduardo Robles en 1877), que ayudado por la antiquísima imagen del Cirineo, es seguido por un impresionante número de penitentes con cruces sobre sus hombros y por infinidad de personas (mujeres principalmente), cumpliendo sus promesas y de esta manera agradeciendo al Señor de Constantina Su especial protección. Así, habiendo roto los tímpanos con su sepulcral silencio, retornará a su Ermita en torno a las 03:00 de la madrugada, tras haber rendido la Cofradía al completo, respetuoso Culto ante Jesús Sacramentado en la Parroquia de Santa María de la Encarnación. Es recomendable cualquier parte del recorrido, por lo sobrecogedor del respeto y la solemnidad con que el pueblo de Constantina acompaña al Nazareno, si bien especial interés tienen la calle Ramón y Cajal, el interior de la Parroquia de Santa María de la Encarnación, y la salida y entrada de su Ermita.

A la mañana siguiente a las 10:00 de nuevo saldrá la Imagen del Señor, acompañada por sus nazarenos de ruán, y tras Él la Banda de Cornetas y Tambores. Media hora más tarde lo hará Su Madre, la Santísima Virgen de la Esperanza acompañada por el discípulo amado, San Juan Evangelista, bajo palio de malla dorada (cuyo techo fuera confeccionado en el sevillano taller de Elena Caro y con bordados de las Hermanas Jerónimas de Constantina, así como sus bambalinas por el Grupo de Camareras en el taller propio de la Hermandad). El paso será precedido de nazarenos con capa y túnica blancas y antifaz verde y seguido, con sus sones por la Banda de Música Santa María del Alcor de El Viso del Alcor. Ambos pasos realizarán itinerarios distintos y confluirán junto a la Plaza de Llano del Sol, y allí, teniendo por testigo el Pueblo de Constantina se encontrarán Hijo y Madre, dando paso al Tradicional Sermón de “El  Encuentro”. Al finalizar el mismo los dos pasos con sus respectivos cortejos se fundirán en una sola procesión realizando el resto del itinerario hasta su entrada en el Templo de Santa Ana en torno a las 15:30 horas.

Especial interés tiene la Cofradía a su paso por el Hospital de Ancianos de San Juan de Dios (calle Álamos), al igual que su paso por la Calle Mesones, donde al finalizar la misma, como muestra de amor, sus hijos le regalan miles de pétalos que caen del cielo ante la Santísima Virgen de la Esperanza. También es impresionante de vuelta al Barrio de Santa Ana y la entrada de ambos pasos en su Ermita, donde se puede percibir el auténtico sabor que esta Cofradía deja entre el Pueblo de Constantina.