Taller de Oración

A continuación, os dejamos algunas oraciones esperando que puedan acompañaros en vuestro día a día.

Señal de la Cruz

Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos, líbranos Señor, Dios nuestro.
En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amen

Padre Nuestro

Padre nuestro, que estás en el cielo,
santificado sea tu Nombre;
venga a nosotros tu reino;
hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo.
Danos hoy nuestro pan de cada día;
y perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden.
No nos dejes caer en la tentación;
mas líbranos del mal.
Amen.

Ave María

Dios te salve María
llena eres de gracia
el Señor es contigo
bendita eres entre todas la mujeres
y bendito el fruto de tu vientre Jesús
Santa María, madre de Dios
ruega por nosotros
los pecadores
ahora y en la hora de nuestra muerte
Amén.

Salve Regina

Dios te salve, Reina y Madre de misericordia,
vida y dulzura y esperanza nuestra:
Dios te salve. A ti llamamos los desterrados hijos de Eva;
a ti suspiramos, gimiendo y llorando en este valle de lágrimas.
Ea, pues, Señora abogada nuestra,
vuelve a nosotros esos tus ojos misericordiosos
y, después de este destierro, muéstranos a Jesús,
fruto bendito de tu vientre.
¡Oh clementísima! ¡oh piadosa! ¡oh dulce Virgen María!

V. Ruega por nosotros santa Madre de Dios,
R. Para que seamos dignos de alcanzar las promesas
de nuestro Señor Jesucristo.
Amén.

Magnificat

Proclama mi alma la grandeza del Señor,
y se alegra mi espíritu en Dios, mi Salvador;
porque ha mirado la humillación de su esclava.
Desde ahora me felicitarán todas las generaciones,
por el Poderoso ha hecho obras grandes en mí:
su nombre es santo,
y su misericordia llega a sus fieles
de generación en generación.
Él hace proezas con su brazo:
dispersa a los soberbios de corazón,
derriba del trono a los poderosos
y enaltece a los humildes,
a los hambrientos los colma de bienes
y a los ricos los despide vacíos.
Auxilia a Israel, su siervo,
acordándose de la misericordia
como lo había prometido a nuestros padres
en favor de Abrahán y su descendencia por siempre.

 

Gloria

Gloria al Padre,
y al Hijo,
y al Espíritu Santo.
Como era en el principio,
ahora y siempre, por los siglos de los siglos.
Amén!

Credo de los Apóstoles

Creo en Dios Padre todopoderoso,
creador del cielo y de la tierra.
Creo en Jesucristo, su único Hijo, nuestro Señor;
que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo,
nació de Santa María Virgen;
padeció bajo el poder de Poncio Pilatos,
fue crucificado, muerto y sepultado;
descendió a los infiernos,
al tercer día resucitó de entre los muertos;
subió a los cielos y está sentado a la diestra de Dios Padre
desde allí ha de venir a juzgar a los vivos y a los muertos.
Creo en el Espíritu Santo;
la Santa Iglesia Católica,
la comunión de los Santos;
el perdón de los pecados;
la resurrección de los muertos;
y la vida eterna.
Amén.

Yo Confieso

Yo confieso ante Dios Todopoderoso,
y ante vosotros hermanos
que he pecado mucho de pensamiento,
palabra, obra y omisión.

Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.

Por eso ruego a Santa María siempre Virgen,
a los ángeles, a los santos
y a vosotros hermanos,
que intercedáis por mí
ante Dios, Nuestro Señor.
Amén.

Actos de Consagración

¡Oh Señora mía, oh Madre mía!,
yo me entrego del todo a Ti
y en prueba de mi afecto,
con amor filial te consagro en este día
todo lo que soy,
todo lo que tengo.Guarda y protege,
y también defiende a este hijo tuyo,
que así sea. Amén.

¡Oh Señora mía, oh Madre mía!,
yo me entrego del todo a Ti,
y en prueba de mi filial afecto,
te consagro en este día
mis ojos, mis oídos, mi lengua y mi corazón,
en una palabra, todo mi ser,
ya que soy todo tuyo,
¡oh Madre de bondad!,
guárdame y protégeme como hijo tuyo. Amén.

 

Santo Rosario

El Santo Rosario se compone de 20 misterios (alusivos a momentos importantes de la vida de Jesús y de su Madre la Virgen María) y de la Letanía.

Estos 20 misterios se agrupan en cuatro bloques de 5 misterios cada uno: los Misterios gozosos (que se rezan los lunes y sábados), los Misterios dolorosos (martes y viernes), los Misterios luminosos (jueves) y los Misterios gloriosos (miércoles y domingos).

Los Misterios según el día de la semana:

– Misterios gozosos (lunes y sábados): 1º. La Encarnación del Hijo de Dios. 2º. La visitación de Nuestra Señora a su prima Santa Isabel. 3º. El nacimiento del Hijo de Dios en Belén. 4º. La Purificación de Nuestra Señora. 5º. El Niño perdido y hallado en el Templo.

– Misterios dolorosos (martes y viernes): 1º. La oración en el huerto. 2º. La flagelación del Señor. 3º. La coronación de espinas. 4º. Jesús es cargado con la cruz. 5º. Jesús muere en la cruz.

– Misterios luminosos: (jueves): 1º. El Bautismo de Jesús, 2º. El Milagro de las Bodas de Caná, 3º. El Anuncio del Reino de Dios, 4º. La transfiguración del Señor, 5º. La institución de la Eucaristía.

– Misterios gloriosos: (miércoles y domingos): 1º. La Resurrección del Señor. 2º. La Ascensión del Señor. 3º. La venida del Espíritu Santo. 4º. La Asunción de Nuestra Señora. 5º. La Coronación de María Santísima.

Al rezar el Santo Rosario en grupo hay uno que hace la figura del monitor que va llevando el desarrollo de la oración y el resto de participantes que contestan; el monitor reza una parte de cada oración que componen el Rosario (Gloria, Padrenuestro, Ave María, etc.) y los demás participantes responden con la otra parte de la oración; durante los misterios unas veces comienza la oración el monitor y otras los otros del grupo, alternándose como se verá más adelante.

Tomaremos el siguiente acuerdo para definir lo que dice el monitor y lo que responden el resto: lo que reza el monitor irá precedido por una (V) y la respuesta del grupo por una (R). Cuando aparezca (V)(R) es que lo rezan ambos. Entre paréntesis, al final de cada frase de (V) o (R) puede aparecer una referencia sobre la oración a que corresponde, sobre el misterio según el día o cualquier otra aclaración que se crea necesaria.

(V)(R). Por la señal de la Santa Cruz …  Señal de la Santa Cruz)

(V)(R). Señor mío Jesucristo …(Acto de contrición)

(V). Abre Tú, Señor, mis labios.

(R). Y mi boca cantará tus alabanzas.

(V). Ven, oh Dios, en mi ayuda.

(R). Apresúrate Señor, a socorrerme.

(V). Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo.

(R). Como era en un principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. (de El Gloria)

(V). Primer misterio de Gozo, la Encarnación del Hijo de Dios (Ejemplo)el monitor recuerda el primer misterio correspondiente al día de la semana, y así hará con los cinco misterios del día) (1)

(V). Padre Nuestro, que estás en el cielo, santificado sea tu nombre; venga a nosotros tu reino; hágase tu voluntad en la tierra como en el cielo. (del Padrenuestro, en el 1º, 3º y 5º misterios, en el 2º y 4º misterios la segunda parte de la oración)

(R). Danos hoy nuestro pan de cada día; perdona nuestras ofensas, como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden; no nos dejes caer en la tentación, y líbranos del mal. Amén. (del Padrenuestro, en el 1º, 3º y 5º misterios, en el 2º y 4º misterios la primera parte de la oración)

(V). Dios te salve, María, llena eres de gracia; el Señor es contigo; bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto de tu vientre, Jesús. (del Ave María, en el 1º, 3º y 5º misterios, en el 2º y 4º misterios la segunda parte de la oración).

(R). Santa María, Madre de Dios, ruega por nosotros, pecadores, ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. (del Ave Maria, en el 1º, 3º y 5º misterios, en el 2º y 4º misterios la primera parte de la oración).

(La oración del Ave María se repite 10 veces que corresponden a las diez cuentas pequeñas del Rosario).

(V). Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo. (del Gloria, en el 1º, 3º y 5º misterios, en el 2º y 4º misterios la segunda parte del Gloria).

(R). Como era en el principio, ahora y siempre, por los siglos de los siglos. Amén. (del Gloria, en el 1º, 3º y 5º misterios, en el 2º y 4º misterios la segunda parte del Gloria).

(V)(R) . María, Madre de gracia, Madre de misericordia, defiéndenos de nuestros enemigos y ampáranos ahora y en la hora de nuestra muerte. Amén. (Al final de cada misterio después del Gloria).

(Al terminar los cinco misterios del día de la semana correspondientes se reza:)

(V)(R) . Dios te salve, María, Hija de Dios Padre

(V)(R) . Dios te salve, María, Madre de Dios Hijo

(V)(R) . Dios te salve, María, Esposa de Dios Espíritu Santo

(V)(R) . Dios te salve, María, Templo y Sagrario de la Santísima Trinidad.

Letanía de la Santísima Virgen:

(V). Señor, ten piedad.

(R). Señor, ten piedad.

(V). Cristo, ten piedad.

(R). Cristo, ten piedad.

(V). Señor, ten piedad.

(R). Señor, ten piedad.

(V). Cristo, óyenos.

(R). Cristo, óyenos.

(V). Cristo, escúchanos.

(R). Cristo, escúchanos.

(V). Dios Padre celestial.

(R). Ten misericordia de nosotros

(V). Dios Hijo, redentor del mundo.

(R). Ten misericordia de nosotros

(V). Dios Espíritu Santo.

(R). Ten misericordia de nosotros

(V). Trinidad, Santa, un solo Dios.

(R). Ten misericordia de nosotros

(V). Santa María

(R). Ruega por nosotros

(V). Santa Madre de Dios

(R). Ruega por nosotros

(V). Santa Virgen de las vírgenes

(R). Ruega por nosotros

(V). Madre de Cristo

(R). Ruega por nosotros

(V). Madre de la Iglesia

(R). Ruega por nosotros

(V). Madre de la Divina Gracia

(R). Ruega por nosotros

(V). Madre purísima

(R). Ruega por nosotros

(V). Madre castísima

(R). Ruega por nosotros

(V). Madre incorrupta

(R). Ruega por nosotros

(V). Madre inmaculada

(R). Ruega por nosotros

(V). Madre amable

(R). Ruega por nosotros

(V). Madre admirable

(R). Ruega por nosotros

(V). Madre del Buen Consejo

(R). Ruega por nosotros

(V). Madre del Creador

(R). Ruega por nosotros

(V). Madre del Salvador

(R). Ruega por nosotros

(V). Virgen prudentísima

(R). Ruega por nosotros

(V). Virgen digna de veneración

(R). Ruega por nosotros

(V). Virgen digna de alabanza

(R). Ruega por nosotros

(V). Virgen poderosa

(R). Ruega por nosotros

(V). Virgen clemente

(R). Ruega por nosotros

(V). Virgen fiel

(R). Ruega por nosotros

(V). Espejo de Justicia

(R). Ruega por nosotros

(V). Trono de la sabiduría

(R). Ruega por nosotros

(V). Causa de nuestra alegría

(R). Ruega por nosotros

(V). Vaso espiritual

(R). Ruega por nosotros

(V). Vaso honorable

(R). Ruega por nosotros

(V). Vaso digno de honor

(R). Ruega por nosotros

(V). Vaso insigne de devoción

(R). Ruega por nosotros

(V). Rosa mística

(R). Ruega por nosotros

(V). Torre de David

(R). Ruega por nosotros

(V). Torre de Marfil

(R). Ruega por nosotros

(V). Casa de Oro

(R). Ruega por nosotros

(V). Arca de la Alianza

(R). Ruega por nosotros

(V). Puerta del cielo

(R). Ruega por nosotros

(V). Estrella de la mañana

(R). Ruega por nosotros

(V). Salud de los enfermos

(R). Ruega por nosotros

(V). Refugio de los pecadores

(R). Ruega por nosotros

(V). Consuelo de los afligidos

(R). Ruega por nosotros

(V). Auxilio de los cristianos

(R). Ruega por nosotros

(V). Reina de los ángeles

(R). Ruega por nosotros

(V). Reina de los patriarcas

(R). Ruega por nosotros

(V). Reina de los profetas

(R). Ruega por nosotros

(V). Reina de los apóstoles

(R). Ruega por nosotros

(V). Reina de los mártires

(R). Ruega por nosotros

(V). Reina de los confesores

(R). Ruega por nosotros

(V). Reina de las vírgenes

(R). Ruega por nosotros

(V). Reina de todos los santos

(R). Ruega por nosotros

(V). Reina concebida en gracia

(R). Ruega por nosotros

(V). Reina elevada al cielo

(R). Ruega por nosotros

(V). Reina del Santo Rosario

(R). Ruega por nosotros

(V). Reina de la familia

(R). Ruega por nosotros

(V). Reina de la paz

(R). Ruega por nosotros

(V). Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo

(R). Perdónanos, Señor.

(V). Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo

(R). Escúchanos, Señor.

(V). Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo.

(R). Ten misericordia de nosotros.

(V)(R). Bajo tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios. No desoigas nuestras súplicas en las necesidades que te presentamos, antes bien, líbranos siempre de todos los peligros, Virgen gloriosa y bendita.

(V). Ruega por nosotros, Santa Madre de Dios.

(R). Para que seamos dignos de alcanzar las promesas de Nuestro Señor Jesucristo.

 

Oración:

Te suplicamos, Señor, derrames tu gracia en nuestras almas para que los que  por el anuncio del Ángel, hemos conocido la Encarnación de tu Hijo, Jesucristo, por los méritos de su Pasión y de su Cruz, seamos llevados a la gloria de su Resurrección. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén

Al final también pueden añadirse las siguientes oraciones:

Por las necesidades de la Iglesia y del Estado. Padrenuestro. Avemaría y Gloria.

Por la persona e intenciones del Santo Padre y el obispo. Padrenuestro. Avemaría y Gloria.

Por las benditas almas del Purgatorio. Padrenuestro. Ave María. Descansen en paz. Amén